Mad About Catalunya: La cripta de Gaudí en la Colonia Güell

La Cripta de la Colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló, es una de las obras maestras del genio de Antoni Gaudí. Pese a estar a tan sólo 20 minutos de Barcelona nunca había estado. Así que aproveché una mañana soleada de invierno para acercarme… sin saber que volvería fascinada con el lugar.

Cripta de la Colonia Güell

Cripta de la Colonia Güell

Las obras empezaron en 1908 y duraron hasta 1915, año en el que Gaudí abandonó el proyecto, que quedó inacabado para siempre. El hecho de que después de la muerte del mecenas Eusebi Güell sus herederos se desentendieran del proyecto y que en 1936, nada más empezar la Guerra Civil el lugar fuera incendiado y se perdieran casi todos los planos y la maqueta original tampoco ayudaron. Así que lo único que nos ha llegado es la cripta de Gaudí. Una lástima y una suerte… porque podríamos no tener nada.

Ventanales y campanario de la Cripta de la Colonia Güell

Ventanales y campanario de la Cripta de la Colonia Güell

Güell le dió a Gaudí total libertad creativa con el proyecto, que se convirtió en una especie de “laboratorio” para experimentar con muchas de las complejas soluciones arquitectónicas que luego aplicó en la Sagrada Familia. Fiel a su concepción de que la naturaleza es una estructura orgánica, ensaya con maestría formas geométricas únicas en su época como los arcos paraboloides que tan famoso le han hecho. El resultado final habría sido una iglesia tan espectacular como el templo expiatorio de Barcelona… y que hoy podemos imaginar gracias a los pocos bocetos que se conservan y reproducciones de las maquetas originales.

Maqueta de la iglesia de la Colonia Güell

Maqueta de la iglesia de la Colonia Güell

Proyecto original de la cripta (Fuente: Wikimedia Commons)

Proyecto original de la cripta (Fuente: Wikimedia Commons)

De haberse hecho realidad, hubiera tenido una planta oval de 23×63 metros, con cinco naves (una central y dos en cada lado), varias torres coronadas por palomas blancas (haciendo honor al nombre del lugar, ya que coloma en catalán es “paloma”) y un cimborrio de 40 metros de altura. Haciendo honor a su amor por la naturaleza, el edificio hubiera ido cambiando de color en los materiales constructivos a medida que avanzaba la altura, pasando de los colores tostados de la tierra de la cripta a los tonos verdes y azules que habrían tenido las torres, fundiéndose con el cielo… Pero nada de esto se hizo realidad.

Entrada a la cripta de la Colonia Güell

Entrada a la cripta de la Colonia Güell

Como testimonio mudo nos queda la cripta. Una maravilla llena de simbolismo. Un recordatorio de lo que pudo ser. Una obra maestra en un entorno precioso, ideal para una excursión de medio día desde Barcelona.

"Trencadís" simbólico del frontón

“Trencadís” simbólico del frontón

Las cruces, los símbolos de alfa y omega entendidos como principio y fin de la vida, referencias religiosas y a elementos naturales. Todos se mezclan en una sinfonía de color y maestría. Es difícil dejar de mirar. Y aún más complicado mirar y no encontrar un detalle nuevo.

Detalle de la cripta de la colonia Güell

Detalle de la cripta de la colonia Güell

En cada detalle está la huella del genio gaudiniano. En el exterior y el interior. Gaudí se encargó de todo con la minuciosidad de un perfeccionista y los grandes ventanales cubiertos con vidrios de colores que simulan los pétalos de una flor o las alas de una mariposa son espectaculares.

Cristales multicolores

Cristales multicolores

La luz invade el interior de la cripta por todos los rincones e ilumina cada uno de los elementos que Gaudí creó para el lugar. Entre columnas inclinadas de basalto y pilares circulares de ladrillo, frente a los tres altares (dos de ellos obra del genial colaborador del arquitecto: Josep Maria Jujol) destacan unos bancos muy singulares y las pilas de agua bendita, hechas con grandes conchas marinas.

Interior de la cripta

Interior de la cripta

Pila de agua bendita

Pila de agua bendita

La cripta fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2005, pese a las críticas que suscitó una  polémica restauración que no respetó la voluntad original de Gaudí, malogró numerosos elementos estructurales (como una escalinata hacia lo que hubiera sido la nave principal) y rodeó el edificio de una verja, rompiendo la ilusión de que el edificio brota del suelo. Podéis ver los cambios en este perfil.

Croquis de la Iglesia de la Colonia Güell

Croquis de la Iglesia de la Colonia Güell

Pese a todo, la cripta es tan espectacular que bien vale la visita… y más si tenemos en cuenta que la colonia Güell es un entorno precioso y una buena manera de entender cómo funcionaba la industria a finales del siglo XIX y principios del XX en los alrededores de Barcelona.

En breve, una entrada sobre la herencia del modernismo en la colonia Güell ;)

MÁS INFORMACIÓN

  • HORARIOS: 10-19h (laborables) y 10-15h (sábados y festivos, excepto misas)
  • MISAS: 11 y 13h (domingos y festivos). Vigilias a las 20h.
  • PRECIOS
    • Menores de 10 años: 0€
    • Adultos: 8€
    • Jubilados y estudiantes: 6,60€

¿CÓMO LLEGAR A LA CRIPTA DE LA COLONIA GÜELL?

A sólo 20 minutos de Barcelona:

  • Acceso desde carretera B-2002 entre Sant Boi de Llobregat y Santa Coloma de Cervelló. Desde la C-31 (dirección Sant Boi de Llobregat), la C-32 (salida 53) y A2 y A7 (Dirección Sant Boi de Llobregat)
  • Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC) desde Pl. España, Barcelona, Líneas S33, S8 y S4. Estación Colònia Güell

Mad About Austria: ¿Qué ver en Viena en Navidad?

Decir que la Navidad en Viena se vive con mucha intensidad es quedarse corto… La Navidad en Viena son días para perderse por todos los mercados de Navidad, tomar vino caliente o refugiarse en cualquiera de los encantadores cafés de Viena, disfrutar de las luces que decoran cada rincón, comprar artesanía, pasear por los parques nevados y ver alguna exposición de arte.

Para mí la ciudad es un destino ineludible en cuanto empieza a hacer frío y a oscurecer pronto. Y quizás por eso se que lo mejor es disfrutarla paso a paso, sin prisas… Hay mucho por hacer y por ver, pero si visitas Viena en Navidad hay algunas que no te puedes perder. Más aún si a pesar del frío helador, la ciudad te recibe con un cielo azul como éste.

Viena desde el avión

Viena desde el avión

DÍA 1: Mercados y luces de Navidad

Un buen plan puede empezar con un paseo por el centro de Viena bajo la luz de las iluminaciones de Navidad. Empezamos por el Mercado de Navidad del Ayuntamiento, como siempre lleno hasta los topes y con una gran selección de comida, ponches, artesanía y todas las decoraciones navideñas que se puedan imaginar. Seguir andando por Dr. Karl-Renner-Ring hasta el Burgring y adentrarse en el Mercado de Navidad que hay frente al Kunsthistorisches Museum, especializado en artesanía. Y luego cruzar el Hofburg hasta el centro de Viena.

Mercado de Navidad del Ayuntamiento de Viena

Mercado de Navidad del Ayuntamiento de Viena

El Hofburg iluminado

El Hofburg iluminado

Si toda Viena se engalana para recibir la Navidad, en el centro el esplendor es máximo. El Graben es la calle comercial por excelencia. Peatonal y decorada como si fuera un gran salón de baile, es un placer andar bajo sus arañas de luces, mirar los escaparates y llegar sin darte cuenta ante la imponente catedral Stephansdom. Desde allí, bajo más luces y en un ambiente único, se puede dar la vuelta y pasar por dos de mis mercados de Navidad preferidos: Freyung y Am Hof.

Luces de Navidad en Graben, Viena

Luces de Navidad en Graben, Viena

DÍA 2: Museos, mercados y cafés

Para aprovechar las pocas horas de luz de los días de invierno, nada mejor que levantarse temprano, disfrutar de un buen desayuno austríaco (abundante y riquísimo, y perfecto para tomar fuerzas) y ponerse en marcha. Aprovechando que este año Austria ha celebrado el 150 aniversario de Gustav Klimt, nada mejor que una visita al Belvedere para disfrutar de la exposición temática sobre el genio del modernismo austríaco que le han dedicado. Ver El Beso en primera persona es una experiencia que no olvidaré nunca… El dorado es más dorado, la fuerza de la expresión de la mujer, las flores a sus pies… No tiene precio! Y si de regalo puedes pasear por unos jardines nevados, aún mejor.

"El beso" de Gustav Klimt (fuente: Wikimedia Commons)

“El beso” de Gustav Klimt (fuente: Wikimedia Commons)

Jardines del Belvedere nevados

Jardines del Belvedere nevados

Después de comer, es el momento ideal para dejarse seducir por la variedad del Mercado de Navidad frente a la Karlskirche, en Karlsplatz. El lugar es ideal si vais con niños porque vacían el estanque central y sustituyen el agua y la escultura de Henry Moore por ponis y animales de granja que se pueden tocar y alimentar. Después de algunas compras, vale la pena acercarse a la plaza de Schwarzenbergplatz, donde está el Monumento a la liberación rusa, que los soviéticos levantaron tras el fin de la II Guerra Mundial.

Mercado de Navidad en Karlsplatz

Mercado de Navidad en Karlsplatz

Monumento a la Liberación en Viena

Monumento a la Liberación en Viena

El atardecer es el momento perfecto para tomar el metro y acercarse al Palacio de Schönbrunn para disfrutar de uno de los mercados de Navidad más especiales de Viena. Increíblemente abarrotado, vale muchísimo la pena porque hay tal cantidad de piezas de artesanía únicas que le darán el toque especial a cualquier casa. Además, el lugar es ideal para reponer fuerzas o entrar en calor con una buena taza de vino especiado caliente. Ah! Y para disfrutar de un pedazo de tarta de campeonato!

Mercado de Navidad en el palacio de Schonbrunn

Mercado de Navidad en el palacio de Schonbrunn

Tarta de vainilla y chocolate

Tarta de vainilla y chocolate

DÍA 3: MuseumsQuartier y Spittelberg

Una mañana de domingo es perfecta para pasear tranquilamente por algunas de las zonas con más encanto y más alternativas de Viena.

Empezamos el día en el precioso parque Volksgarden, entre rosales protegidos del frío y templos de estilo griego que se funden con la nieve… Y seguimos hasta el  MuseumsQuartier, el barrio de los museos. Verdadero templo del arte contemporáneo, hasta su tienda de regalos merece una visita. En su interior hay varios museos, pero como no hay tiempo para todos, son muy recomendables el Leopold Museum y el MUMOK, dos moles imponentes que saciaran todas vuestras ganas de arte.

Volksgarden en invierno, Viena

Volksgarden en invierno, Viena

Museums Quartier en invierno

Museums Quartier en invierno

Si todavía no os habéis cansado de Mercados de Navidad, el del barrio bohemio de Spittelberg es excepcional. Situado en una zona peatonal llena de edificios antiguos y monísimos, sus paraditas tienen un toque arty muy diferente. Lleno de gente joven y alternativa, sirven el mejor punsch de Viena, así que no os los perdáis.

Ponche de frutas del bosque

Ponche de frutas del bosque

Mad About Scotland: Navidad en Edimburgo

He estado en la ciudad varias ocasiones (he perdido la cuenta, sorry!), viví en Escocia, vuelvo a menudo y la conozco casi mejor que Barcelona… y aún así, nunca había visitado Edimburgo en Navidad. Un pequeño fallo que he solventado este año con una visita exprés. Un día en la capital de Escocia fue suficiente para descubrir lo bonita que luce en invierno, a pesar del frío y del viento.

Feria de Navidad de Edimburgo

Feria de Navidad de Edimburgo

Justo al lado del espectacular monumento al escritor Walter Scott, en Princes Street Gardens, se colocan a finales de noviembre algunas de las atracciones más especiales de la Navidad en Edimburgo. Las exploramos por la mañana, nada más llegar a la ciudad, y antes de irnos, cuando la tarde ya había caído y las luces de colores les daban un aire muy especial al entorno.

Feria de Navidad de Edimburgo

Feria de Navidad de Edimburgo

Feria de Navidad de Edimburgo

La Feria de Navidad de Edimburgo la componen muchas atracciones que conservan el aire tradicional de las ferias ambulantes británicas. Está la Noria de Edimburgo con sus luces de colores y sus góndolas, el típico Tiovivo, las sillas voladoras o el clásico tobogán Helter Skelter. Para subir, se puede comprar la entrada al momento en la taquilla de cada atracción.

Helter Skelter en la Feria de Navidad de Edimburgo

Helter Skelter en la Feria de Navidad de Edimburgo

Tiovivo en la Feria de Navidad de Edimburgo

Tiovivo en la Feria de Navidad de Edimburgo

En el nivel inferior está la pista de patinaje de Edimburgo, desde donde miles de personas se deslizan sobre el hielo disfrutando de unas vistas privilegiadas.

Pista de patinaje de Edimburgo

Pista de patinaje de Edimburgo

A su lado hay otras atracciones que harían las delicias del más exigente: una bola de nieve gigante, los hinchables, una cúpula para acrobacias, una pequeña montaña rusa y mucho más.

Feria de Navidad de Edimburgo en Princes Street Gardens

Feria de Navidad de Edimburgo en Princes Street Gardens

Mercados de Navidad de Edimburgo

Otra de las grandes estrellas de la Navidad en mi ciudad preferida son los mercados de Navidad. Hay varios, pero los más importantes se concentran en la zona de Princes Street Gardens y The Mound. 

Highland Village Christmas Market, en Edimburgo

Highland Village Christmas Market, en Edimburgo

  • Highland Village Christmas Market es un mercado de Navidad de temática escocesa, lleno de paradas que venden productos y gastronomía típica. Ideal para comer o llevarse algún souvenir. Había incluso un pequeño carromato con una adivina que leía las palmas de las manos… Está en Princes Street Gardens, mezclado con las atracciones de feria.
Mercado de Navidad escocés en Edimburgo

Mercado de Navidad escocés en Edimburgo

Artesanía de Navidad en Edimburgo

Artesanía de Navidad en Edimburgo

Jabones en el Mercado de Navidad de Edimburgo

Jabones en el Mercado de Navidad de Edimburgo

Bolas de nieve en el Mercado de Navidad alemán de Edimburgo

Bolas de nieve en el Mercado de Navidad alemán de Edimburgo

Si pasáis por allí, no dejéis de probar el delicioso Glühwein (vino especiado y caliente, delicioso) o su selección de salsichas dulces alemanes. 

La oferta de actividades es espectacular y hay actividades para todos los gustos. Yo me quedé con ganas de más y ya estoy planeando volver el año que viene para poder disfrutar de los conciertos, el desfile de antorchas, los fuegos artificiales y las fiestas de Hogmanay, que se celebran en Edimburgo en Fin de Año.

Más información sobre la Navidad en Edimburgo

  • Las celebraciones duran del 29 de noviembre al 6 de enero. 
  • En la página web de la Navidad en Edimburgo hay toda la información, muy detallada.
  • En Edinburgh’s Hogmanay se pueden comprar entradas y hay información sobre precios, localizaciones y horarios para las celebraciones de esta gran fiesta pagana para dar la bienvenida al nuevo año.

Relatos de otros viajeros #postamigo

Mad About Travel: Las aventuras de Dimoni en Viena

En mi última visita a los mercados de Navidad de Viena tuve un compañero muy especial. Dimoni llegó a mi vida hace poco pero ya me ha acompañado en todos mis viajes (y lo seguirá haciendo)… y no podía ser menos en esta ocasión. ¡Como para dejarlo en casa! En cuanto se enteró de lo bonita que es la capital austríaca y de que sus dulces son famosos, se puso tan contento :) La verdad es que es un placer viajar con Dimoni.

Dimoni volando a Viena

Dimoni volando hacia Viena

Cuando llegamos había nieve en las calles y estábamos a menos -2 grados, pero aún así él estaba en plan hiperactivo. Llegamos a casa de Isabella (mi amiga la que se merece un imperio) y ya empezó a entrar en el ambiente navideño que invade Viena por estas fechas.

El traveler Dimoni disfrutando de la Navidad en Viena

El traveler Dimoni disfrutando de la Navidad en Viena

Dimoni intentando camuflarse entre la decoración de Navidad

Dimoni intentando camuflarse entre la decoración de Navidad

Fue precisamente en casa dónde conoció a un compañero de aventuras de su mismo color: Krampus, el demonio que se encarga de que los niños austríacos que se han portado mal no tengan sus regalos. Hicieron muy buenas migas y seguro que tramaron más de una travesura.

Dimoni compartiendo travesuras con Krampus

Dimoni compartiendo travesuras con Krampus

Al día siguiente, ya con las pilas cargadas, combatimos el frío con una excursión al Belvedere para ver la exposición del 150 aniversario de Klimt.

Dimoni explorando Viena en tranvía

Dimoni explorando Viena en tranvía

Dimoni mirando por la ventana del Belvedere

Dimoni mirando por la ventada del Belvedere, con el skyline de Viena en el horizonte

Coincidimos en gusto y le fascinó la obra del pintor romántico Caspar David Friedrich tanto como a mí.

Momento cultural de Dimoni en Viena

Momento cultural de Dimoni en Viena

Y luego, como un valiente, se rebozó en la nieve a gusto… ¡Como se nota que su temperatura corporal le hace inmune al frío!

El traveller Dimoni disfrutando de la nieve en el Belvedere

El traveller Dimoni disfrutando de la nieve en el Belvedere, Viena

De vuelta hacia el centro, el bichillo alucinó con una estructura muy moderna justo enfrente del Monumento a la Liberación Rusa de Viena y no paró hasta que le hice varias fotos. En esta es en la que se gusta más.

Dimoni disfrutando de una escultura al aire libre en Viena

Dimoni disfrutando de una escultura al aire libre en Viena

Pero donde mejor se lo pasó el muy pillín fue trasteando por los Mercados de Navidad de Viena

Dimoni curioseando en el mercado de Navidad del ayuntamiento de Viena

Dimoni curioseando en el mercado de Navidad del ayuntamiento de Viena

… catando la gastronomía típica :)

El traveler a punto de probar la gastronomía austríaca

El traveler a punto de probar la gastronomía austríaca

… y, por supuesto, probando mi ponche caliente favorito, el ponche de frutas del bosque.

Dimoni probando su primer ponche caliente

Dimoni probando su primer ponche caliente

Vamos, que se lo pasó tan bien y le gustó tanto Viena en Navidad, que creo que va a querer acompañarme siempre que vuelva. ¿Qué aventuras le deparará el año próximo?

Mad About Catalunya: Ruta de les Fonts 2012

Hay una frase muy típica que siempre le había oído a mi madre: “La cabra tira al monte” (o algo así) y yo debo de ser un poquito cabra, porque perderme (figurativamente hablando) por la montaña es una de mis mayores aficiones. Ha ido creciendo con los años, pero cuanto más voy, más me gusta… Y tengo la “suerte” de vivir cerca de varias pequeñas montañas o colinas que son ideales para explorar en cualquier época del año.

Una de mis rutas preferidas es la Ruta de les Fonts (Ruta de las Fuentes) que cada año se organiza en Montmeló y que permite descubrir algunos de los rincones más bonitos de la Serra de Sant Mateu (entre Montornès del Vallès y Martorelles). Se hace cada año a mediados de noviembre y vale mucho la pena.

Hay dos itinerarios: de 11 y de 17 kms que nos llevan por senderos de montaña hasta varias fuentes naturales y cimas que controlan la planicie de la comarca del Vallès Oriental.

Río Besós a su paso por Montmeló

Río Besós a su paso por Montmeló

El recorrido empieza junto a un centro cívico al lado del nacimiento del río Besós, fruto de la confluencia entre el Mogent y el Congost. Se cruza una pequeña pasarela para salvar las aguas y en un santiamén empezamos la ascensión a la montaña. En pocos metros se salva el principal desnivel de la ruta, de más de 100 metros de subida empinada que tienes que hacer en fila india. Y en nada llegamos a la Torre del Telégrafo de Montornès, una fortaleza del siglo XVIII que se comunicaba con otras parecidas usando el método de la telegrafía óptica.

Torre del Telégrafo de Montornès del Vallès

Torre del Telégrafo de Montornès del Vallès

Cayó en desuso a mediados del XIX y ahora se está restaurando para poder visitarla. En cualquier caso, la dejamos atrás y disfrutamos de unas vistas privilegiadas sobre toda la comarca en un día claro.

Ruta de les Fonts 2012

Ruta de les Fonts 2012

A partir de este momento empieza una zona muy bien señalizada conocida que sube y baja por la montaña hasta llegar al barrio de Can Girona, en Martorelles.

Ruta de les Fonts 2012

Ruta de les Fonts 2012

Madroños en la Serralada Litoral

Madroños en la Serralada Litoral

Una zona de gran belleza marcada por viñedos de la Denominación de Origen de Alella, más bonitos que nunca con los colores del otoño.

Viñedos en Martorelles

Viñedos en Martorelles

Colores otoñales en la Serralada Litoral

Colores otoñales en la Serralada Litoral

Dejamos atrás el quilómetro 4.6 del recorrido y nos acercamos poco a poco a la Font de la Mercè, el punto medio de la ruta y el lugar elegido para desayunar.

Depósito de agua en Martorelles

Depósito de agua en Martorelles

Protegidos por los árboles, con un manto de hojas secas cubriendo el suelo, el lugar es ideal. De la fuente mana agua limpia y fresca, perfecta para recuperar las fuerzas necesarias para emprender la vuelta por pequeños caminos entre árboles y arbustos, lejos del ruido de la civilización.

Ruta de les Fonts 2012

Ruta de les Fonts 2012

Ruta de les Fonts 2012

Ruta de les Fonts 2012

La vuelta se realiza por el Coll Mercader, desde donde empezamos a volver a ver en el horizonte la llanura del Vallès Oriental. Imitando su uso hace más de 200 años, la Torre del Telégrafo sirve de faro perfecto para orientarse para el descenso.

Vistas del Vallés desde la torre del Telégrafo de Montornès del Vallès

Vistas del Vallés desde la torre del Telégrafo de Montornès del Vallès

En resumen, una ruta perfecta para hacer en 3 horas cualquier día que haga bueno. Ideal para descubrir la diversidad natural que nos rodea, a pesar de lo industrializado y edificado de la comarca (cada vez que lo escribo no puedo dejar de pensar en Hobbits… pero todavía no he visto a ninguno).

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA RUTA DE LES FONTS

  • Suele organizarse el segundo domingo de noviembre de cada año. 
  • Toda la información se cuelga en la página web del ayuntamiento de Montmeló un mes antes.
  • Las inscripciones se pueden hacer online o presencialmente, pero el número de plazas es limitado (y vuelan!)
  • La inscripción incluye los habituallamientos en cada punto de control y el desayuno. 

Y si queréis saber más, siempre podéis llamar para informaros al 93 568 28 07 mandar un correo electrónico esports@montmelo.cat

Yo la hago cada año… ¿Os animáis a hacer la próxima?

Mad About Travel: Dónde comer en Roma

Si por algo es conocida Italia (además de por sus monumentos) es por la gastronomía. Creo que no es arriesgado afirmar que en Italia se come bien en cualquier lugar (y no, no hablo sólo de la pasta)… Durante mi fin de semana en Roma a finales de diciembre pude comprobarlo una vez más por mi misma. ¡Mamma mia! ¡Buonissimo!

Desayunamos en el hotel cada día, pero toda la ciudad está llena de cafés que huelen que alimentan, con unas pastas en los mostradores para relamerse…

Aquí van los lugares que probé y que me gustaron.

¿Dónde comer en Roma?

La capital italiana está llena de trattorias, osterias, ristorantes y bares, pero como que teníamos poco tiempo, optamos por la versión romana del fast food. Por supuesto, estaba mucho más buena y era más saludable... y a tu alcance en casi cualquier momento!

Quiosco de comida cerca del Coliseo, Roma

Quiosco de comida cerca del Coliseo, Roma

  • Puestos de comida ambulantes en Roma: Tienen mucha variedad de comida para llevar (y te la calientan al momento): panini, foccacia, pizza… y todas las bebidas y tentempiés que te puedas imaginar. Había leído que eran caros, pero no nos lo pareció. Después de visitar el Coliseo, el Foro i el Palatino, compramos un par de panini y nos los comimos tan tranquilas sentadas en el césped del Circo Máximo, disfrutando de las vistas y del buen tiempo. Ideal si tienes poco tiempo y no te apetece dedicarle más de una hora a la comida.
Quiosco de comida cerca de los Foros Imperiales, Roma

Quiosco de comida cerca de los Foros Imperiales, Roma

Aún así, las trattorias que probamos por la noche también abren al mediodía y son una opción recomendable si os queréis recrear algo más.

Y ahora vamos a lo bueno… Nos habían recomendado muchísimo el barrio del Trastevere para cenar. Y después de la primera noche, nos enamoramos del ambiente de la zona. Así que repetimos. Estos son los dos lugares que probamos. Nadie nos los había recomendado, los encontramos dando vueltas, dejándonos llevar y guiándonos por los lugares llenos de italianos (y con poca presencia guiri). Normalmente esto no falla. Donde comen los locales es donde mejor se come.

  • Sette Oche in Altalena fue un gran descubrimiento por pura casualidad (y, si no, mirad estupendas críticas en Tripadvisor). Ristorante pizzeria, tiene una terracita en una calle poco transitada preciosa… Y lo mejor es la comida: hornean a mano su propio pan y pasta con productos de primera calidad, y eso se nota. Es cocina italiana de la de toda la vida, de la de la “nonna”, y está deliciosa. Repetiríamos ahora mismo. Empezamos con un par de raciones de bruschetta. La mía era de olivada casera… mmmm…
Bruschetta de Olivada en el ristorante Sette Oche in Altalena, Roma

Bruschetta de Olivada en el ristorante Sette Oche in Altalena, Roma

Y luego no me pude resistir a uno de mis platos preferidos: pennette all’arrabbiata, picantes y deliciosos.

Pennette all'arrabbiata en el restaurante Sette Oche in Altalena, Roma

Pennette all’arrabbiata en el restaurante Sette Oche in Altalena, Roma

Regados con una botella de vino de la casa, la cuenta no llegó a los 20 euros por persona.

Trattoria Il Ponentino, Roma

Trattoria Il Ponentino, Roma

  • La Trattoria Il Ponentino también surgió por azar. Situada en la piazza del Drago del Trastevere, es el típico lugar de postal. La terraza es ideal y nos costó algo encontrar mesa, pero lo conseguimos! La comida es casera y sencilla, precisamente lo que buscábamos, y la relación calidad precio es excelente. En esta ocasión no me pude resistir a sus gnocchi alla bolognesa, que estaban justo como a mi me gustan. 
Gnocchi alla bolognesa en la Trattoria Il Ponentino, Roma

Gnocchi alla bolognesa en la Trattoria Il Ponentino, Roma

Mientras que Isabella, mi compañera de escapada, disfrutó de una lasagna de carne riquísima.

Lasagna de carne en la Trattoria Il Ponentino, Roma

Lasagna de carne en la Trattoria Il Ponentino, Roma

Otra opción muy interesante en verano son los bares y restaurantes que se instalan a la orilla del río Tíber. La zona, pegada a la Isola Tiberina, se convierte en una zona de ocio al aire libre muy popular, con sesiones de cine, conciertos, tiendas y muchos lugares donde comer.

Orilla del río Tíber iluminada por la noche

Orilla del río Tíber iluminada por la noche

Concierto a la orilla del río Tíber, Roma

Concierto a la orilla del río Tíber, Roma

Dulces i gelattos…

En cualquier pastelería, panadería o heladería italiana es fácil caer en la tentación… y más con pastas y cannoli como estos.

Tartaletas en una pastelería de Roma

Tartaletas en una pastelería de Roma

Cannoli en Roma

Cannoli en Roma

Y una última advertencia… ¡cuidado con los carísimos gelattos de las zonas turísticas! Curiosamente, los precios nunca están a la vista y a nosotras nos sablaron 12 euros (12!!!!!!) por un helado que en cualquier otro lugar no hubiera superado los 5 o 6. El “robo” fue perpetrado en la Gelateria Antica Roma, cerca de la Piazza Espagna.

Helados en la gelateria Antica Roma

Helados en la gelateria Antica Roma

Gelatto a precio de oro de la heladería Antica Roma

Gelatto a precio de oro de la heladería Antica Roma

Y vosotros, ¿os animáis a compartir vuestras experiencias gastronómicas en Roma?

Mad About Travel: mi rincón preferido

Fairy Glen, Escocia

Valle de las hadas (Fairy Glen), en Escocia

Cuando hace algún tiempo el equipo del blog de HostelBookers me propuso compartir uno de mis luares secretos con el resto del mundo me costó decirles que sí. Lo sopesé y después de darme cuenta de que era algo egoísta por mi parte quedármelos todos para mí, les propuse el Fairy Glen (el Valle de las Hadas) de la Isla de Skye (Escocia). 

«El rincón secreto que recomiendo visitar es el Fairy Glen (el valle de las hadas) en la Isla de Skye (Escocia), muy cerca de la población de Uig. Me gusta porque parece sacado de otro mundo. Es un paisaje de cuento de hadas (y nunca mejor dicho) en el mundo real. Está al final de una carretera de campo poco transitada y de doble dirección (aunque solo quepa un coche). Algo alejado y poco conocido por la mayoría de turistas, vale la pena desviarse de la ruta y descubrir un paraje surrealista lleno de formaciones naturales cónicas y de leyendas… Hay un pequeño lago, árboles caídos, muros de piedra medio derruidos y la formación rocosa de Castle Ewen, desde cuya cima hay unas vistas espectaculares. El Fairy Glen es el lugar ideal para un picnic, una siesta y para relajarse y huir del estrés… Ojalá estuviera más cerca de casa».

Explorando el Fairy Glen de la Isla de Skye, Escocia

Explorando el Fairy Glen de la Isla de Skye, Escocia

Hostelbookers ha creado con las aportaciones de 15 blogueros una pequeña guía de viaje por lugares poco conocidos pero que valen muchísimo la pena como el Lago de Yojoa en Honduras, el Osario de Sedlec en la República Checa, el precioso castillo de Soutomayor o la Bárcena Mayor en España… y muchos más. Si queréis verlos todos, haced clic aquí. Preparaos para viajar con la imaginación y disfrutar de esos mini-relatos que transportan a lugares de los que quizás no sepáis nada todavía… pero de los que os vais a enamorar.

Rincones Secretos del Mundo en Hostelbookers