Mad About Travel: La renovación de los hoteles Ibis y sus Sweet Beds

Debo confesar que hasta hace un mes no había dormido nunca en un hotel IBIS. Y ahora, después de haber probado uno de los que hay en Barcelona, no entiendo porqué no lo había hecho antes. Dormir en un IBIS es garantía de confort, comodidad, un buen precio y unos dulces sueños, y más después de que la cadena se haya renovado y modernizado a fondo.

Sweet Bed Ibis, una nueva cama comodísima

Sweet Bed Ibis, una nueva cama comodísima

Han cambiado la imagen corporativa, los logotipos y le han lavado la cara a todos sus hoteles para convertirlos en ideales para escapadas urbanas y para viajeros que, además de un buen precio, buscan estilo y comodidad.

Folleto informativo del Hotel Ibis

Folleto informativo del Hotel Ibis

El eje alrededor del que gira el nuevo concepto de hotel es una cama única, la Sweet Bed Ibis. Creadas en exclusiva para todos los hoteles Ibis, son ideales para dormir bien, descansar y tener sueños bonitos… Probar una en diciembre fue una experiencia que no me importaría nada repetir!

Sweet Bed en el Hotel Ibis de Glorias, en Barcelona

Sweet Bed en el Hotel Ibis de Glorias, en Barcelona

MOTIVOS PARA DORMIR EN UN HOTEL IBIS

Pero además de sus fantásticas camas, los hoteles low cost de la cadena Accor llegan con muchas más novedades para hacer de cualquier estancia una experiencia inolvidable:

  1. Contrato de satisfacción de 15 minutos. Los hoteles se comprometen a solucionar cualquier problema que tengas durante tu estancia en el hotel en 15 minutos. Si no lo consiguen, estás invitado!
  2. Desayunos desde las 4h de la mañana (para los que tienen que volar pronto) hasta las 12h (ideal para los remolones que quieran dormir más).
  3. Un diseño más moderno de las habitaciones unas camas comodísimas. 
  4. Conexión Wi-fi gratis en todo el hotel, las 24 horas del día y la noche.
  5. Compromisos con el medio ambiente y la calidad
  6. Hay 1.600 hoteles IBIS repartidos por todo el mundo, en las principales ciudades y muy bien ubicados.

FIESTA DE PIJAMAS #SWEETBEDIBIS

Decoración de la fiesta de pijamas en el hotel Ibis de Glòries

Decoración de la fiesta de pijamas en el hotel Ibis de Glòries

Para presentar todas estas novedades, a principios de diciembre la cadena hotelera Accor invitó a un grupo de bloggers a probar las Sweet Bed Ibis del Hotel Ibis de Glorias, en Barcelona. En el marco de una fiesta de pijamas donde no hubo luchas de almohadas pero sí muchos canapés, una performance poética y una barra de oxígeno (dicen que ayuda a conciliar el sueño) pudimos hablar de lo que buscamos en un hotel… y luego descansar cómodamente en una de sus camas. El desayuno también estuvo muy bien, aunque me tuve que ir corriendo para no llegar tarde al trabajo… porque cuando duermes tan bien, cuesta despertar y volver a la realidad.

Encuentro de bloggers en la fiesta de pijamas Sweet Bed Ibis

Encuentro de bloggers en la fiesta de pijamas Sweet Bed Ibis

Barra de oxígeno en el evento Sweet Bed Ibis

Barra de oxígeno en el evento Sweet Bed Ibis

Y vosotros, ¿os habéis alojado alguna vez en un hotel IBIS?

Mad About Huesca: un fin de semana en la casa rural El Pilaret (Azanuy)

A mediados de enero me escapé un fin de semana con mi chico a la comarca de la Litera, en la provincia de Huesca. Pasamos dos noches y dos días fabulosos en una casa rural de ensueño en la pequeña población de Azanuy, muy cerca de Monzón. La zona prometía (el castillo, rutas senderistas, un tiempo primaveral, vinos DO Somontano…) y le teníamos ganas… pero cuando llegamos a El Pilaret la sorpresa fue mayúscula :)

Casa rural El Pilaret en Azanuy

Casa rural El Pilaret en Azanuy

Es una casa antigua completamente reformada, con habitaciones amplias y luminosas, decoradas con un gusto exquisito y todas las comodidades que uno querría desear. Aunque llegamos a las tantas de la noche (nos perdimos… bueno, me perdí… y ya es una vieja costumbre), allí estaba nuestra cena de catering esperándonos (y libre acceso a una nevera llena de refrescos y bebidas incluidas en el precio) y la suite almendro que a mi me dejó boquiabierta. Para muestra, un botón.

Suite Almendro en la casa rural El Pilaret, Azanuy

Suite Almendro en la casa rural El Pilaret, Azanuy

La cama comodísima, las vistas desde los balcones por la mañana, maravillosas y el baño era todo un lujo. Realmente, el sitio perfecto para disfrutar de un fin de semana de relax y contacto con la naturaleza.

Comedor de la casa rural El Pilaret, en Azanuy

Comedor de la casa rural El Pilaret, en Azanuy

El desayuno fue otra sorpresa agradable: Dolores, que es un encanto de mujer, se encarga de preparar unos platos muy apetecibles con una selección de embutidos de la zona, los cafés, tostadas, huevos… y básicamente lo que el huésped le pida. Y si te apetece hacer el remolón y levantarte tarde, tú mismo puedes prepararte lo que más te apetezca. Además, en el mueble bar del fondo de la sala hay una grandísima selección de bollería y dulces para tomar.

El Pilaret está preparada para que disfrutes de la estancia con cualquier tipo de tiempo. Una muy buena manera de plantear una casa rural en una zona, junto al pirineo oscense, en la que los inviernos suelen ser fríos. Para el sol, hay un magnífico solarium en la planta baja. Pero si llueve, en la casa rural también hay una sala de lectura y música con una buena selección de libros, una televisión y música. La chimenea es el lugar ideal para pasar una tarde fría de invierno al calor de la lumbre. O para documentarse sobre las muchas rutas de senderismo, el parque natural de la Sierra de Guara o el rico patrimonio cultural e histórico de pueblos y ciudades como las vecinas Fonz, Monzón Barbastro. Pero de lo que visitamos hablaré en otro post ;)

Letrero de la suite Almendro en la casa rural El Pilaret, Azanuy

Letrero de la suite Almendro en la casa rural El Pilaret, Azanuy

LAS HABITACIONES DE EL PILARET

En esta preciosa casa rural se cuidan los detalles al máximo. Las 6 habitaciones llevan el nombre de un árbol o una flor de la zona: Margarita, Lila, Carrasca Olivo son las dobles; Amapola Almendro las suites. Todas son exteriores y están decoradas con un gusto exquisito acorde con su nombre: en tonos violetas la Lila, en tonos rosas la Almendro (como las flores del árbol)…

Increíblemente acogedora, tanto Dolores (la persona que se encarga de la casa) como Eva (la chica de las reservas que nos dio grandes consejos sobre la zona y que nos atendió con mucho cariño) se desviven por convertir la estancia en inolvidable. Desde aquí, ¡mil gracias! El lugar es ideal para disfrutar en pareja, con amigos o con la familia porque hay alternativas y opciones para todos.

CÓMO LLEGAR A EL PILARET

Situada en la calle Joaquín Costa, 16 de Azanuy (22421), su localización en el mapa es esta.

Lo ideal es llegar en coche (seguro que no os perdéis más que yo!) porque el transporte público no es especialmente abundante en la zona y también porque así podréis explorar la zona con mucha más libertad y llevar vuestro propio ritmo.

RESERVAS

Nosotros nos alojamos en El Pilaret gracias a una oferta de LetsBonus que incluía la visita al Castillo de Monzón, a una quesería y una cata de vinos en unas bodegas DO Somontano que nos salió por poco más de 100 € las dos noches (entre los dos!). Y nos gustó tanto que repetiremos sin lugar a dudas dentro de algun tiempo :)

Para más información y reservas: