Mad About Austria: los mejores cafés de Viena

El café en Viena es toda una institución. Famosos por ambiente auténtico, por su gran calidad y por sus algo elevados precios, los cafés de la capital austríaca llevan más de un siglo siendo lugar de reunión para vieneses, artistas, intelectuales y turistas de todo tipo. Están por todas partes y todos tienen algo que los hace únicos… Pero los mejores son aquellos que más frecuentan los locales y para eso, como siempre que voy a Viena, tengo una guía excepcional que siempre intenta que su ciudad me guste tanto como a ella.

Así que aquí va mi selección de los mejores cafés de Viena.

El elegante Café Central, ubicado en el Palais Ferstel de Viena

El elegante Café Central, ubicado en el Palais Ferstel de Viena

Las mejores cafeterías de Viena

  • Café Centralsituado en el precioso y señorial Palais Ferstel (llamado así en honor al arquitecto que lo ideó, Heinrich von Ferstel), es un clásico y a la vez un imprescindible. Con más de 130 años de historia, abrió sus puertas en 1876 en el centro de Viena (está justo al lado del Hofburg) y desde entonces (excepto un parón tras la II Guerra Mundial) se ha encargado de dar de beber y comer a los vieneses, que todavía se reúnen allí para disfrutar del excelente café, de la deliciosa repostería y de los conciertos de piano que se dan a menudo. He ido varias veces y el lugar tiene algo… Quizás por eso intelectuales como Arthur Schnitzler, Sigmund Freud, Peter Altenberg o Leo Trotski eran habituales ;)
Té de frutos rojos en el Café Central, Viena

Té de frutos rojos en el Café Central, Viena

Detalle del techo del Palais Ferstel, sede del Café Central de Viena

Detalle del techo del Palais Ferstel, sede del Café Central de Viena

O quizás iban por las tartas…

Repostería en el Café Central de Viena

Repostería en el Café Central de Viena

  • Demel: otro de los clásicos, que se ha adaptado a la modernidad a la perfección. En pleno centro de Viena también (y a tiro de piedra del Hofburg también), su historia se remonta a 1786. Fueron proveedores de la casa real austrohúngara durante muchísimo tiempo y Sisí adoraba su sorbete de violeta. Es uno de los lugares más elegantes de la ciudad y conserva los aires señoriales de hace siglos… Su tarta de chocolate rivaliza con la del Hotel Sacher y a mi incluso me gusta más… Pero con tanta variedad, lo bueno es ir probando ;) Sus escaparates decorados son famosos en toda la ciudad.
Té en el Café Demel, Viena

Té en el Café Demel, Viena

Interior del aristocrático Café Demel, Viena

Interior del aristocrático Café Demel, Viena

Pastel de chocolate en el Café Demel, Viena

Pastel de chocolate en el Café Demel, Viena

  • Café Sperlauténtico hasta la médula, sus sofás de terciopelo rojo, sus muebles de madera oscura, sus mesas de billar… el café Sperl empezó a servir a su fiel clientela en 1880 y por allí han pasado muchos músicos y artistas…
Letrero del Café Sperl, Viena

Letrero del Café Sperl, Viena

Y a mi me encanta (además de porque todo está riquísimo) porque es la localización de una de las mejores escenas de “Antes del Amanecer”, una de mis películas preferidas :) Tanto que no pude evitar sentarme en el asiento de Céline, deseando que Jesse estuviera enfrente…

Interior del Café Sperl, Viena

Interior del Café Sperl, Viena

  • Café Dommayer: situado muy cerca del palacio de Schonbrunn, hace años Strauss tocaba aquí (o eso dicen). Es muy típico y básicamente frecuentado por vieneses. Quizás por eso los camareros hablan poco inglés, pero con semejante selección de tartas, macarons, tes, todo tipo de cafés y un ambiente tan bueno, creo que no se puede pedir más. Volvería sin dudarlo para probar todos sus pasteles…
Los macarons de Café Dommayer

Los macarons de Café Dommayer

Tarta Sterhazy en Café Dommayer

Tarta Sterhazy en Café Dommayer

Chocolate caliente en Café Dommayer

Chocolate caliente en Café Dommayer

Tarta de yogur de fresa

Tarta de yogur de fresa

  • Hotel Sacher: típico, tópico e injustamente conocido únicamente por su deliciosa Tarta Sacher, el Hotel Sacher es un lugar ideal para refugiarse del frío con una buena taza de te o de café entre las manos… Suele haber colas para conseguir mesa, así que si podéis reservar, mejor! Que no se diga que habéis estado en Viena y no habéis catado el pastel de chocolate más famoso del mundo.
Tarta Sacher original para llevar

Tarta Sacher original para llevar

Si os queréis llevar un trocito de la ciudad a casa, venden minitartas empaquetadas para su transporte aéreo en perfectas condiciones…

Y vosotros… ¿habéis estado en Viena? ¿Cuál es vuestro café favorito?

Mad About Food: cenas con humor en el restaurante Els Castanyers de Sant Fost

En varios posts habéis podido comprobar (o sufrir) mi afición a comer bien… Pues bien, hace un par de semanas me enteré de que los dos actores de la compañía Clownx Teatre volvían a hacer sus cenas-espectáculo en el Restaurant Els Castanyers de Sant Fost de Campsentelles, especializado en cocina catalana. Después de acumular premios a nivel nacional como compañía teatral para todos los públicos, ahora también apuestan por maridar la gastronomía con el humor. La combinación es perfecta y el resultado no podría ser mejor.

EL ESPECTÁCULO…

Nada más llegar al restaurant Els Castanyers, dos agentes de seguridad de lo más peculiar reciben a los comensales y los someten a un “cacheo” muy sui generis… Vamos, que eso de normal no tuvo nada y contener la risa (desde el minuto 0) era difícil.

Cacheo de Clownx Teatre en el restaurant Els Castanyers

Cacheo de Clownx Teatre en el restaurant Els Castanyers

Después de la copita de capa y el picoteo de rigor, pasamos al salón. Más que ser un espectáculo constante, los actores consiguen hilvanar varios gags entre plato y plato y consiguen arrancar las risas y las sonrisas de todos los que disfrutamos de este giro a las cenas tradicionales. Involucran al público, lo hacen participar y convierten algo tan placentero como comer en un verdadero espectáculo.

Cena espectáculo de Clownx Teatre en el restaurante Els Castanyers (Sant Fost)

Cena espectáculo de Clownx Teatre en el restaurante Els Castanyers (Sant Fost)

Hubo simulacros de pedida de mano, nos cantaron la carta con mucha gracia, hubo un striptease-interruptus e incluso un intento de robo!

Momento de la cena-espectáculo de Clownx Teatre en Els Castanyers

Momento de la cena-espectáculo de Clownx Teatre en Els Castanyers

Momento de la cena-espectáculo de Clownx Teatre en el restaurant Els Castanyers

Momento de la cena-espectáculo de Clownx Teatre en el restaurant Els Castanyers

Voy a confesar que no me he reído tanto como cuando vinieron a nuestra mesa y empezaron a meterse con mi compañero de cena…

… Y LA CENA

Ha quedado claro que el espectáculo me pareció una idea genial y que me lo pasé muy bien, ¿verdad? Pues bien, la parte gastronómica no se queda atrás. El restaurant Els Castanyers, situado en un lugar recóndito de La Conrería es un establecimiento familiar que lleva varias generaciones especializado en carnes a la brasa y en cocina catalana. De día, las vistas deben ser espectaculares… y de noche pudimos ver todas las luces del Vallès Oriental, como pequeñas luciérnagas en un mar de ónix… Es increíblemente popular y pudimos comprobar por que el que va repite ;)

Después del cava, las patatas y las aceitunas de la recepción, seguimos con un rico carpaccio de setas

Carpaccio de champiñones en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Carpaccio de champiñones en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Y luego llego el turno del imprescindible pan con tomate y embutidos, la coca de escalivada, y unos champiñones y espárragos a la brasa.

Pà amb tomàquet en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Pà amb tomàquet en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Plato de embutidos en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Plato de embutidos en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Coca de escalivada en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Coca de escalivada en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Champiñones y espárragos a la brasa en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost

Champiñones y espárragos a la brasa en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost

El plato principal era carne a la brasa, de la elección de cada uno… Y yo elegí pollo a la brasa, aunque era tan grande (o yo estaba tan llena) que fui incapaz de acabármelo y terminó con él mi compañero de cena :)

Pollo a la brasa en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Pollo a la brasa en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Y mi parte favorita… los postres: bizcocho de limón panellets con moscatel. 

Bizcocho de limón con nata en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Bizcocho de limón con nata en el restaurant Els Castanyers, Sant Fost de Campsentelles

Panellets y moscatel de postre en el restaurant Els Castanyers

Panellets y moscatel de postre en el restaurant Els Castanyers

Una cena de 10, porque los básicos de nuestra gastronomía siempre son una apuesta segura, y más si entre bocado y bocado disfrutas de un espectáculo que te hace reír.

Si os ha picado el gusanillo y queréis probar las cenas-espectáculo de Clownx Teatre en Els Castanyers, tenéis varias oportunidades:

  • 24 de noviembre a las 21.30h
  • 21 y 22 de diciembre a las 21.30h

PRECIO

  • 29 euros (cena + espectáculo)

CÓMO LLEGAR al restaurant Els Castanyers

  • Camí dels Castanyers s/n (08105) Colonia Bosc de Montealegre “La Conreria”, Sant Fost de Campsentelles, Barcelona
  • Tel. 935930042

Básicamente tenéis que llegar hasta la Conreria, girar hacia en dirección al albergue de juventud (y antiguo seminario) y seguir por la urbanización y por una pista de tierra hasta que lleguéis al restaurante. Aunque pueda parecer lo contrario, no tiene pérdida! ;)

Mad About Castilla La Mancha: #ABexperience Blogtrip a Albacete (2)

El segundo día de la #ABexperience en Albacete amaneció lluvioso, encapotado y gris, pero después de cargar las pilas en el delicioso buffet de desayuno del hotel Sercotel Los Llanos nos pusimos en marcha. Empezaba una larga jornada que nos enseñaría lo mejor de la Sierra del Segura y pondría fin al mito de la Albacete llana. 

Niebla sobre Ayna, la Suiza Manchega

Niebla sobre Ayna, la Suiza Manchega

Conocida por su paisaje montañoso como la Suiza Manchega, la población de Ayna tiene muchos encantos (que os contaré en otro post con más detalle)… Aunque cuando llegamos una densa niebla la cubría, desde el Mirador del Diablo pudimos ver cómo las nubes se iban deshaciendo lentamente y nos dejaban ver lo bonito del paisaje. 

Vista de Ayna, la Suiza Manchega

Vista de Ayna, la Suiza Manchega

Enclavada en la Sierra del Segura, en el estrecho cañón del río Mundo, Ayna es conocida por sus Picarzos (una formación rocosa singular) y por ser el escenario de la película de culto de José Luis CuerdaAmanece que no es poco“. Su humor absurdo y surrealista, situaciones curiosas de todo tipo y personajes de lo más pintoresco situaron al pueblo en el mapa del cine español. Y también han contribuido a su promoción turística. Nada más llegar, mientras nos caían varias gotas de agua y desvirtualizábamos a la bloguera Lola Picazo, aprovechamos para hacernos unas fotos con el mítico sidecar con el que Antonio Resines llega al pueblo.

#ABExperience en Ayna, la Suiza Manchega

#ABExperience en Ayna, la Suiza Manchega

Paseamos, disfrutamos con sus calles empinadas y blancas, con los restos del castillo de la Yedra y con los ricos suspiros que Pascual, nuestro guía quiso que probáramos. De textura aérea y dulce, son una tentación por la que suspirar :)

Suspiros, dulces típicos de Albacete

Suspiros, dulces típicos de Albacete

Después de llenar la panza y de ver varias de las localizaciones de “Amanece que no es poco” en el núcleo urbano, entramos en el Museo dedicado a la película, uno de los puntos álgidos de la Ruta Amanece

Museo de la película "Amanece que no es poco", Ayna

Museo de la película “Amanece que no es poco”, Ayna

Situado en una preciosa ermita con un techo artesonado espectacular, el museo es un homenaje a la película, que tiene unos fans muy devotos, los amanecistas. Y, curiosamente, en el grupo teníamos a uno, Sele de El Rincón de Seleque nos deleitó con el insigne monólogo de la calabaza. 

Sele haciendo el monólogo de la calabaza en Ayna, Albacete

Sele haciendo el monólogo de la calabaza en Ayna, Albacete

Mientras que otros como Avistu de Viajablog optaron por plantarse en el semillero de hombres. 

#ABExperience en el semillero de hombres de la Ruta Amanece que no es poco

#ABExperience en el semillero de hombres de la Ruta Amanece que no es poco

La ruta continua paralela al río Mundo, hasta la Cascada del Arroyo de la Toba… pero eso lo dejamos para otro día y otro post!

Antes del mediodía, con algo de pena dejamos Ayna y fuimos hasta Riopar, desde dónde descubrimos el nacimiento del río Mundo

De camino al nacimiento del río Mundo, Riopar (Albacete)

De camino al nacimiento del río Mundo, Riopar (Albacete)

Las lluvias escasas del verano no deslucían para nada el salto de agua. Aunque algo menos exuberante que en otras épocas del año, era espectacular. Casi casi me parecía que estaba en algún paraje de Escocia…

Nacimiento del río Mundo

Nacimiento del río Mundo

Las mejores vistas se obtienen desde una serie de miradores que se encaraman por la montaña… aunque sólo algunos valientes subimos ;) Nos refugiamos del frío y la lluvia en el cálido restaurante de Las Salegas del Maguilloun establecimiento rural en que todos los detalles están cuidado con el máximo mimo y donde todo sabe tan bien como una rica olla de aldea. 

Las Salegas del Maguillo

Las Salegas del Maguillo

Olla de Aldea en Las Salegas del Maguillo

Olla de Aldea en Las Salegas del Maguillo

Después de comer, sus dueños nos llevaron en 4×4 por la sierra, más allá de un pueblo llamado Cotillas, hasta el precioso paraje de Arroyofrío, donde el otoño nos mostró sus mejores colores.

Esplendor otoñal en Arroyofrío, Albacete

Esplendor otoñal en Arroyofrío, Albacete

Y donde también pudimos ver a una tímida salamandra ibérica que, aunque está en peligro de extinción, se dejó fotografiar por todos.

Rebeca con la salamandra ibérica en Arroyofrío

Rebeca con la salamandra ibérica en Arroyofrío

Cansados y contentos, volvimos a Albacete para cenar en uno de los restaurantes más auténticos de la ciudad: El Callejón de los GatosRodeados de objetos relacionados con el mundo taurino, probamos delicias típicas de la gastronomía local como la ensalada de perdiz escabechada, el cordero con denominación de origen asado o el lomo de orza. Todo buenísimo… en especial la mousse de manchego con reducción de vino tinto del postre. Un sitio para volver sin dudarlo.

Restaurante El Callejón, Albacete

Restaurante El Callejón, Albacete

Mousse de queso manchego en el restaurante El Callejón, Albacete

Mousse de queso manchego en el restaurante El Callejón, Albacete

El broche al día lo pusimos unos cuantos resistentes con una copa en el bar Barocci, donde pudimos comprobar el buen ambiente y la gran vida nocturna de la ciudad de Albacete

Una jornada redonda que sació mi pasión por el turismo rural y me descubrió una cara de la provincia que desconocía. En Albacete hay que ir más allá de la llanura que la cruza, porque en su sierra se esconden lugares tan especiales como los que vimos y que siempre recordaré.

El domingo por la mañana la aventura continuó… pero eso os lo cuento en otro momento ;)

Relatos de otros viajeros #Postamigo

Mad About Food: comida sureña en Hard Rock Café

El Hard Rock Café de Barcelona tiene una ubicación privilegiada. Justo en el centro de la ciudad, en Plaça de Catalunya, está siempre a rebosar, a cualquier hora del día. Es uno de los restaurantes más populares entre los turistas y extranjeros, y con motivo: su carta es una oda a la gastronomía más típica de los EEUU y entrar en su interior te transporta a lo mejor de la comida norteamericana.

Fachada del Hard Rock Café de Barcelona

Fachada del Hard Rock Café de Barcelona

Debo confesar que nunca antes había entrado en el de Barcelona (sí en Nueva York o en Londres) y fue una grata sorpresa. Aprovechando que este mes el Hard Rock Café homenajea los orígenes sureños de su fundador, originario de  Tennessee, fui con un gran sibarita a probar los platos de su nuevo menu Smokehouse.

Menú Smokehouse de Hard Rock Café

Menú Smokehouse de Hard Rock Café

HARD ROCK CAFÉ: CULTURA, MÚSICA I GASTRONOMÍA AMERICANA

Una de las cosas que más me llaman la atención de los restaurantes como el Hard Rock Café es que la filosofía de atención al cliente típica yankee está presente en todos los detalles. Los porteros, las recepcionistas y los camareros tienen un trato y una atención hacia el cliente excelente (te preguntan si todo está bien, te rellenan el vaso, se preocupan por todo y son muy simpáticos). Para que no nos aburriéramos mientras nos preparaban la mesa nos dieron un beeper para que pudiéramos curiosear en la tienda con total tranquilidad.

Rock Shop en Hard Rock Café de Barcelona

Rock Shop en Hard Rock Café de Barcelona

Justo cuando estábamos a punto de sucumbir a la tentación nos llamaron. El restaurante, con su decoración de madera, sus recuerdos de estrellas del rock, su cadillac en el techo y la música rock a todo trapo es algo único en la ciudad. Como dirían mis amigas americanas, tan americano como una buena apple pie. 

Barra circular en Hard Rock Café de Barcelona

Barra circular en Hard Rock Café de Barcelona

SMOKEHOUSE MENU, COMIDA SUREÑA EN HARD ROCK CAFE

A la carta clásica de hamburguesas riquísimas, ensaladas muy sabrosas y los típicos nachos y alitas de pollo con salsa barbacoa se les unen durante este otoño los platos ahumados, típicos de Tennessee, con su Smokehouse Menu. Elaborados con alimentos de primera calidad (la carne es buenísima), cada plato se cocina en unos hornos especiales en el mismo restaurante y les acompañan salsas caseras como la deliciosa salsa barbacoa marca de la casa. Básicamente se trata de enormes costillares de cerdo, el pollo a la barbacoa o sándwiches enormes de cerdo desmenuzado.

Queríamos probar un poco de todo, así que decidimos abrir boca con un poco de bruschetta de tomate.

Bruschetta de tomate en Hard Rock Café

Bruschetta de tomate en Hard Rock Café

Y seguimos con el combo para dos y un sandwich de pollo desmenuzado a la barbacoa. Los dos platos llevaban unos acompañamientos enormes… y nos costó acabarlos, pero valió la pena muchísimo. Se notaba en cada bocado la buena calidad de las materias primas, el mimo con que se cocina cada plato y la atención al detalle.

Combo para dos Smokehouse en Hard Rock Café

Combo para dos Smokehouse en Hard Rock Café

Smokehouse Sandwich en Hard Rock Café

Smokehouse Sandwich en Hard Rock Café

De postre, no pudimos decir que no a estas preciosidades: Strawberry Cheesecake Crême Brulée. 

Postres en Hard Rock Café

Postres en Hard Rock Café

Para celebrar esta vuelta a los orígenes, Hard Rock Café y Coronita celebran este “rocking flavour” premiando a un cliente  con la posibilidad de asistir al Barclays ATP World Tour Finals, que se celebrará en noviembre de 2012 en Londres. El premio incluye viaje y entradas para dos personas y alojamiento para una noche. Para participar sólo hay que pedir un plato del menú Smoke House y acompañarlo con una Coronita bien fresca ;) La promoción sólo es válida este mes de septiembre (aunque los platos seguirán formando parte de la carta el resto del año).

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE HARD ROCK CAFÉ BARCELONA

  • Localización: Plaça de Catalunya, 21.
  • Horario: De las 12h mediodía a las 2h de la madrugada (de domingo a jueves) y hasta las 3h (viernes, sábados y vísperas de festivos)

Mad About Germany: dónde comer en Berlín

Mi primera visita a Berlín da para mucho y fue muy intensa, pero si hay algo que me gustaría destacar es lo bien que comí. Los desayunos los hicimos en el apartamento en el barrio de Wedding el que nos alojamos. Nuestros huéspedes, Bianca y Ty siempre nos dejaban algo preparado antes de irse a trabajar… así que cuando salíamos a la calle ya no teníamos hambre. Aún así, tanta caminata acaba abriendo el apetito y a la hora de comer o de cenar estaba más que dispuesta a catar gastronomía típica berlinesa y a descubrir restaurantes únicos y llenos de historia. Y es que aunque sólo estuvimos un fin de semana, probar los sabores de la ciudad fue genial.

¿Preparados? Ahí van mis recomendaciones ;)

Currywurst en Berliner Republik

Currywurst en la beerhouse Berliner Republik

  • Taberna Berliner Republik. La descubrí gracias a una guía de viajes sobre el Berlín del Tercer Reich y estuvo genial. Era el primer día y me apetecía catar las famosas salchichas berlinesas aderezadas con curry y la receta de esta taberna tradicional es deliciosa. Te las sirven o bien con ensalada de patatas, con patatas al horno o con patatas fritas (¡viva la variedad patatera!) y me hubiera comido 2 o 3 raciones… de no ser porque con una me llené de sobras. El restaurante está en el barrio de Mitte, justo al lado del río Spree y cuando hace bueno tienen terracita con vistas. Cuando estuve hacía frío y viento, así que comí dentro para no morir por congelación. Tienen una grandísima variedad de cervezas y sus precios se regulan como si fuera la bolsa. Es realmente curioso y el ambiente es muy típico y poco guiri (al menos hace un par de meses).
Currywurst en Berliner Republik

Currywurst en Berliner Republik

Biergarten del restaurante Prater Garten

Biergarten del restaurante Prater Garten

  • Prater Garten: Con una historia que se remonta a principios del siglo XIX es un lugar único. Por un lado teatro/cabaret con los años la parte gastronómica se ha apoderado del espacio. Fuimos a comer el domingo (seguía haciendo mucho frío, así que nada de biergarten) por recomendación de un amigo y porque está en el barrio bohemio de Prenzlauer Berg, a dos pasos literalmente del Mauerpark y de su ecléctico mercadillo. Aunque el restaurante es algo más caro que el biergarten, valió la pena para poder resguardarnos del viento y del cielo plomizo y, además, comimos genial. Sus platos mezclan la tradición con la modernidad y están deliciosos.
Ensalada de pollo con naranja en Prater Garten

Ensalada de pollo con naranja en Prater Garten comida gastronomía Berlín

La imagen testimonia lo enorme de las raciones…

Carne en salsa con dumplings en Prater Garten

Carne en salsa con dumplings en Prater Garten

Ah, y allí descubrí una bebida curiosa que no había visto nunca por estos lares… y de la que el mismo amigo que me recomendó el restaurante me había hablado: Bionade. Es una especie de refresco orgánico hecho con hierbas o frutas y tiene bastante variedad. Me gustó… y mucho ;)

Probando la Bionade en Prater Garten, Berlín

Probando la Bionade en Prater Garten, Berlín

Ah, y si vais, fijaos en los carteles de los baños, ¡son monísmos!

Cartel del baño en el restaurante Prater Garten, Berlín

Cartel del baño en el restaurante Prater Garten, Berlín

En verano su biergarten promete mucho y el ambiente es genial.

Clarchens Ballhaus

Biergarten del restaurente Clarchens Ballhaus

  • Clarchens Ballhaus es uno de los restaurantes más especiales donde he estado y está en pleno Mitte. Con su ambiente decadente de salón de baile de principios del siglo XX y su cocina típica y abundante, el sitio es un hervidero de actividades. Entre platos tradicionales como el schnitzel o el frikadellen se celebran noches de swing al estilo años 30, conciertos y veladas de tango. El restaurante tiene dos espacios: el de arriba, más elegante con lámparas de araña y una decoración más sofisticada; y el de abajo, más popular. Los precios son populares, la comida rica y abundante y el servicio muy bueno. Eso sí, no os sorprendáis si hay bastante gente mayor mezclada con mucha gente joven. El ambiente es único y contribuye aún más si cabe al encanto del lugar. El sitio es un clásico que ha sobrevivido al Reich, la II Guerra Mundial (las huellas que dejó una bomba son todavía visibles en el biergarten) y a la modernidad. Definitivamente, mi restaurante preferido de Berlín.
A punto para una sesión de jazz en Clarchens Ballhaus

A punto para una sesión de jazz en Clarchens Ballhaus

Escalera vintage en Clarchens Ballhaus, Berlín

Escalera vintage en Clarchens Ballhaus, Berlín

Restaurante Clarchens Ballhaus, Berlín

Restaurante Clarchens Ballhaus, Berlín

Cena en Clarchens Ballhaus, Berlín

Cena en Clarchens Ballhaus, Berlín

Último tip gastronómico para Berlín: aunque pueda parecer que sólo comimos a nuestras horas, esto se aleja un poco de la realidad… Por todas partes hay puestos de comida callejera (de pretzels a salchichas de todo tipo, pasando por platos de todo el mundo para llevar) y paramos varias veces a catarla… En la capital germana nunca os quedaréis con hambre… y si os quedáis el remedio suele estar a la vuelta de la esquina, en la estación de metro o de tren, en medio de un parque… Comer en la calle nunca fue tan fácil, tan barato ni tan rico.

Así que disfrutad mucho y dejad que vuestras papilas gustativas se vuelvan un poco locas ;)

Mad About France: de cata de vinos en Carcassonne

El finde de chicas tuvo uno de sus momentos álgidos con una deliciosa cata de vinos en un château a 5 minutos a las afueras de CarcassonneEl Château Auzias, dentro del término municipal de Pennautier, es una agradable sorpresa escondida entre viñedos y elaboran unos caldos deliciosos que no tienen nada que envidiarle a los mejores vinos que uno pueda imaginar.

Entrada al Château Auzias, Carcassonne

Entrada al Château Auzias, Carcassonne

Era una tarde gris y amenazaba lluvia. La opción de pasar un rato catando diferentes tipos de vino y descubriendo cómo los galos se toman el arte de convertir la uva en un delicado néctar nos apetecía. Y la experiencia no solo satisfizo todas nuestras expectativas, sino que las superó.

 

UN POCO DE HISTORIA

La historia de este viñedo de Cabardès se remonta al siglo V aC. Desde entonces se sabe de la existencia de vides y uvas en la zona, que han sobrevivido a los avatares de la historia y el tiempo con la misma fuerza con que las plantas clavan sus raíces en la tierra y se empeñan en perdurar, para fortuna de los aficionados al buen vino, por supuesto. La casa, el château, el Domaine Auzias está documentada des de principios del siglo XII, aunque varios documentos históricos hablan de una villa gala en el mismo lugar.

Vista del patio del Château Auzias

Vista del patio del Château Auzias

Un poco vetusta y con un encanto rústico que únicamente los franceses pueden convertir en chic, el château pasó por las manos de varias familias hasta que en 1872 Léon y Emile Auzias se hicieron cargo del negocio, crearon la marca e impulsaron la producción y la distribución de un vino de producción familiar de una gran calidad. Hasta hoy, cuando Nathalie y Dominique Auzias (y sus cuatro hijos) se encargan del negocio con cariño y cuidado.

Château Auzias

Puerta con el escudo de los Auzias en el Château Auzias

 

LA CATA

La cata de vinos que hicimos fue totalmente gratis. Una trabajadora de las bodegas nos llevó primero al almacén donde están las cubas y donde se realiza todo el proceso de transformación de la uva en vino tinto, rosado y blanco. Nos explicó con todo detalle porqué hacer un buen vino es todo un arte y cómo es de importante la tierra.

Bodega del Château Auzias

Bodega del Château Auzias

Una cuba de vino en las bodegas del Château Auzias

Una cuba de vino en las bodegas del Château Auzias

Acto seguido llegó la mejor parte. Catamos una grandíiiiisima selección de los vinos que se producen en el château, y nos soprendieron por su gran calidad. He estado en catas de vinos en las que me gustaba 1 o, a lo sumo, 2… pues bien, en Carcassonne me gustaron todos! Algunos por su cuerpo, otros por su delicadeza… al final salí de la bodega con varias botellas (una de tinto, otra de rosado y otra de blanco) para disfrutar en casa. Además de ser deliciosos, tienen unas etiquetas vintage preciosas que han perdurado y le dan un valor añadido muy mono.

Vinos del Château Auzias

Vinos del Château Auzias

Como al salir el tiempo nos dio una tregua, nos paseamos un buen rato entre los viñedos. Libres de su carga (la visita fue en enero, y la vendimia ya se había producido), las vides huérfanas verdeaban y se extendían hacia el horizonte, en un paisaje espectacular justo al lado de Carcassonne. Verdaderamente, si pasáis por la zona y os gustan los buenos vinos, no dejéis de pasar por el Château Auzias. No os arrepentiréis ;)

Viñedos del Château Auzias

Viñedos del Château Auzias

Château Auzias

Verja de salida del Château Auzias

 

Mad About Food: Sagàs, los mejores bocadillos de Barcelona

La gastronomía es una parte muy importante de cada viaje… y en Barcelona ahora hace un año se inauguró la mejor bocadillería de Barcelona. Sagàs (adecuadamente subtitulado “Pagesos i cuiners”) es una apuesta conjunta del chef Oriol Rovira y del Grupo Sagardi, que han unido esfuerzos para volver a los orígenes del bocadillo y ofrecer una carta muy completa con productos de temporada. Tanto es así que toda la carne, productos de charcutería y hortalizas salen de los campos y la huerta que la familia de Rovira tiene en la pequeña población de Sagàs (dónde también está su restaurante insignia, Els Casals).

Pues bien, aprovechando que durante la semana de Sant Jordi el Gremi de Restauració de Barcelona lanzó una oferta muy interesante para disfrutar de la gastronomía nos acercamos al Sagàs.

Carta de Sagàs

Detalle de la Carta de Sagàs

El sitio es precioso, y la atención por parte de su staff aún mejor… pero lo bueno estaba por llegar :)

Barra de Sagàs

Barra de Sagàs

Nada más llegar, nos esperaba una deliciosa copa de bienvenida de cava Agustí Torelló Brut Reserva, acompañado de una selección de aceitunas para chuparse los dedos (y nunca mejor dicho, porque en el Sagàs ¡se come con las manos!)

Tapa de aceitunas en Sagàs

Tapa de aceitunas en Sagàs

Acto seguido llegaron a nuestro trozo de barra las mejores patatas bravas que me he comido en la vida. Un punto crujientes, cortadas gruesas, al punto de sal y con una salsa de Alioli, Romesco y Chile que haría las delicias del mismísimo Ratatouille.

Patatas bravas de Sagàs

Patatas bravas de Sagàs

Y luego fue el turno de los célebres bocadillos. Empezamos con la tradicional Chapata Sagàs hecha con una deliciosa combinación de tocineta, alcaparras, higos, rúcula, queso fresco de La Quar, olivada y vinagreta de “carquinyolis”. Un punto dulce y otro salada, es una explosión de sabor maravillosa… y, para muestra, nada mejor que una fotografía.

Chapata de Sagàs

Chapata de Sagàs

Si la chapata fue mi bocadillo favorito (y que conste que en varias visitas he probado unos cuantos y todos están buenísimos), mi compañero de cena alucinó con los “Pork Buns”. Originales de Shanghai y elevados a la gastronomía de Nueva York por David Chang, Oriol Rovira “reinventa” estos sabrosos mordiscos de pan al vapor rellenos de tocino y salsa picante de de cacahuete y jengibre. Con su textura suave y agradable son un verdadero placer para los sentidos.

Pork buns de Sagàs

Pork buns de Sagàs

Pork buns de Sagàs

Pork buns de Sagàs

Los que me conocen saben que hay un alimento que me pierde y es el chocolate. Y yo creo que en Sagàs también deben saberlo, porque el postre de Chocolate, aceite y sal sobre entrecoca del Mossèn de Folgueroles (aka Jacint Verdaguer) es mi perdición. Suerte que no vivo cerca del restaurante, porque me pasaría la vida comiéndolo… La combinación de una bola de chocolate gigante regada con aceite de oliva de primera calidad y algunas escamas de sal sobre un pan fino y crujiente es tan sencilla y a la vez tan sofisticada que se me hace la boca agua sólo con recordarla… Creo que realmente voy a Sagàs por el postre ;)

Y como sé que no soy la única golosa…

Chocolate, aceite y sal

Chocolate, aceite y sal

Chocolate, aceite y sal

Chocolate, aceite y sal

Todo esto nos costó 20 euros. Los precios de los bocadillos son un poco más caros de lo que es habitual, pero son muy completos y puedes cenar por unos 30, más o menos.

Si queréis ir os recomiendo reservar con antelación (es increíblemente popular, sobre todo por las noches).

Sagàs

Pla de Palau 13 (08003) Barcelona

Tel. +34 933102434 / Reservas: 902 520 522